Por qué deberías caminar al menos 30 minutos cada día

Por qué deberías caminar al menos 30 minutos cada día

El ejercicio físico como rutina es primordial para mantenernos en forma y llevar una vida sana. A veces es difícil sacar tiempo para llevarlo a cabo o simplemente somos algo “vagos/as” para ponernos a ello. Pues bien, dejemos las excusas a un lado porque sacando, al menos, 30 minutos diarios para caminar nuestra salud y forma física se verán beneficiadas.

Siempre hay algo que podemos hacer en beneficio de nuestra actividad física. Pequeños gestos diarios pueden ayudarnos a estar en forma, y caminar es uno de ellos.

Así pues, dedícate al menos 30 minutos para caminar a diario y notarás que tu salud en general mejorará. ¿Y cómo puede beneficiarte el hecho caminar diariamente? Te lo contamos a continuación.

1-      Es beneficioso para el corazón

Caminar diariamente al menos 30 minutos reduce el riesgo de padecer un ataque cardíaco y enfermedades cerebrovasculares. Se calcula que puede reducir el riesgo cardiovascular hasta un 11%.

2-      Puede disminuir niveles de colesterol

Caminar con regularidad a un buen ritmo puede ayudar a disminuir nuestros niveles de colesterol.

Caminar por la naturaleza siempre es buena idea

3-      Previene la aparición de diabetes

La vida sedentaria y la no realización de actividad física hacen que las personas seamos más propensas a padecer diabetes por no quemar el azúcar que es consumido. Caminar hace que nuestro organismo procese esta sustancia más rápido.

4-      Ayuda a adelgazar

Combinar una alimentación sana con caminar a diario te ayudará a quemar grasa y a adelgazar. Así que mantén los kilos a raya caminando a buen ritmo regularmente. Seguro que encuentras tu lugar favorito para salir a caminar.

5-      Tonifica tus músculos

Caminar ayudará a tonificar y fortalecer tus piernas, glúteos y abdominales, especialmente si caminas en pendiente. También puedes intercalar ejercicios específicos de tonificación mientras camina. Eso sí, no olvides calentar antes.

6-      Fortalece los huesos

Caminando todos los días aumentará tu densidad ósea y se fortalecerán tus huesos. Por tanto, te ayudará a prevenir la osteoporosis y las fracturas óseas. También mejorará la salud de tus articulaciones previniendo la posibilidad de padecer artritis.

7-      ¡Te da energía!

¿No os pasa que después de una agradable y buena caminata os sentís más enérgicos/as? Esto se debe al aumento de la circulación y flujo de oxígeno en sangre. Además, ayuda a despejar la mente y relaja, lo que hace que disminuya el estrés.

Como veis son muchos los beneficios de salir a caminar a diario al menos 30 minutos. Simplemente es poner algo de voluntad y reservar algo de tiempo para nosotros mismos. Apártate de la vida sedentaria y ¡a caminar! ¡Tu salud lo agradecerá!