5 "desastres" que te pueden ocurrir si estás a punto de casarte

5 «desastres» que te pueden ocurrir si estás a punto de casarte



Dejando a un lado novias y novios a la fuga y cosas en las que mejor no pensar, una boda y todo lo que conlleva multiplica y mucho las posibilidades de que algo salga mal. Como lo único que podemos hacer es tratar de minimizar los daños, mejor reflexionar sobre cosas que no salieron del todo bien y darle vueltas a la cabeza para encontrar soluciones creativas.

1-El coche que falla a punto de recogerte

No serías la primera y seguro que tampoco la última. Has alquilado un precioso Rolls-Royce blanco para que te recoja en casa, pero no has contado con que tiene más años que tu suegra y no se encuentra en su mejor momento.

Consejo: aunque alquiles un coche nupcial espectacular, avisa siempre a algún familiar o amigo de confianza con un coche decente que actúe de «copia de seguridad», ya sabes que más vale prevenir que curar.

2-El vestido que se rompe cuando estás saliendo

Todo un clásico. Además no estés nunca segura: una cremallera puede fallar en un vestido caro o barato y dejar al novio o la novia en estado de shock.

Solución: tu madre lleva un precioso bolso de fiesta pero seguro que alguna amiga no tiene inconveniente en tener cerca un kit de costura sencillo y algunos imperdibles. No vais a cambiar ninguna cremallera pero saldréis airosos de apuro.

3-¿Qué peluquera?

Lo malo de confiar en un único profesional cuando estás preparando una boda es que puede fallar y en el caso de las peluqueras a domicilio no suelen contar con respaldo.


Evítalo: No vamos a dejar sin trabajo a esas fantásticas profesionales a domicilio, pero consulta en la peluquería de la esquina si te sacarían del apuro. Hazlo antes del gran día, más vale tener claro a donde ir si te ocurre.

Riesgos-Boda

4-¡Esa lluvia!

Tal y como esta el clima ni casándote un 15 de agosto tendrás la certeza de que no va a llover. Vestidos sucios, pelos arruinados y peores maquillajes, tal vez el novio se divierta pero a la novia no le gustará nada.

Siempre prevención: si no tienes claro si va a llover o no, mejor confiar en un paraguas adecuado para la ocasión. Los transparentes quedan muy bien en las fotos y llevarlo en el coche te costará bien poco. Asegura tu éxito pidiéndole a una amiga o amigo con algo de maña que te acompañe en el coche para ayudar a retocarte si te has mojado.


5-Niños a la fuga

Quedan muy monos en la televisión pero seguro que has visto a alguno estornudar en las arras, pisar hasta dejar negra la cola del vestido, ponerse a llorar o quedarse paralizado de vergüenza en medio de la multitud.

Evita la tentación y evitarás el pecado: por muy guapas y guapos que sean los niños, por muy formales que los vistas y serios que parezcan ¡son niños! salvo que tengáis la seguridad de que van a hacerlo bien o no os importe algo de imprevisión, mejor que se queden de la mano de sus papás y evitareis algún pequeño desastre.