Ahorrar-Gasolina

6 buenos hábitos que te ayudarán a ahorrar combustible

¿Alguien se ha fijado en el precio al que está la gasolina? Es algo realmente espectacular. Todavía recuerdo los tiempos en los que esto no importaba mucho y si has llegado a conducir «en pesetas», sabrás de lo que te estoy hablando. En fin, que ha llegado la hora de apretarnos el cinturón y necesitamos algún que otro consejo. En concreto 6:

1-Elige un aceite de calidad

Ya se que estás pensando que mezclar tocino con velocidad no es bueno, pero recuerda que el aceite del motor no es como el limpiaparabrisas. Un buen lubricante reduce la fricción de las partes metálicas móviles, con ello el esfuerzo que el motor necesita hacer y como premio algún litro extra desaparece por el camino. Hasta un 3% aproximadamente, recuérdalo cuando te ofrezcan un aceite de demasiado barato.

2-Ojo con esa presión

Además de la sanguínea, vigilar el estado y la presión de tus neumáticos es más que conveniente. No solo mejorará tu seguridad si no que un neumático desinflado presenta una banda de rodadura excesiva consumiendo mucho más. ¡Y solo te costará un minuto comprobarlo en la próxima gasolinera!

3-Velocidad constante

Además de ser incomodísimo y provocar unos golpecitos repetitivos el reposacabezas responsables de unas migrañas fantásticas a tus pasajeros, dar acelerones y frenazos constantes hace que las gasolineras se froten las manos. Trata de mantener la velocidad constante y piensa que cada vez que aceleras para recuperarla, un poquito de combustible desaparece en un torbellino mágico hacia la nada. ¿Merece la pena?

4-Evita acelerones en vacío

Están muy bien para Fast & Furious pero en la vida real no sirven absolutamente para nada más que hacerte gastar dinero tontamente (y si lo haces por vacilar, muchísimo peor). Deja que el coche se caliente solito y en unos pocos minutos estará listo para llevarte muy lejos.

5-Acelerando conscientemente

Acelerar es algo inevitable así que hazlo con cabeza: pisando un cuarto el acelerador y cambiando las revoluciones en la zona ideal de par motor (aproximadamente de 2.000 a 3.000 en un gasolina) ahorrarás mucho combustible y más de un problema mecánico.


6-Utiliza el criterio CAB

No es un estudio de ninguna universidad de prestigio, es simple sentido común. Piensa en si realmente necesitas utilizar el coche hoy y en caso contrario puedes ir Caminando, coger el Autobús o llegar en Bicicleta. No solo ahorrarás si no que si eliges las dos primeras se te va a quedar un tipito de miedo.

Utilizando estos simples consejos y, especialmente el último, te aseguro que vas a ahorrar y mucho pero, ¿cuanto? Pues es muy fácil: calcula que al menos vas a consumir un litro menos a los cien. Divide los kilómetros que haces al año entre esta cifra y multiplícalo por el precio de un litro de gasolina ¿A que te acabas de ganar alguna que otra cena gratis?