Los 6 mejores paradores de invierno para visitar en España

Los 6 mejores paradores de invierno para visitar en España

Se acerca el invierno, y con él, evidentemente el frío y las ganas de estar calentito en casa con la mantita aumentan exponencialmente. Pero que haga frío no significa que no podamos salir a divertirnos y hacer un viajecito.

Si te soy sincero, yo soy el primero que le gusta estar calentito en el sofá los días de frío, pero también de los que se apuntan a un bombardeo si el plan es bueno, así que si yo soy capaz de sacarme la pereza y salir en invierno ¡tú también!

Estoy convencido que con los paradores de invierno que hoy voy a enseñarte, te va a entrar ese gusanillo de pegarte una escapada para pasar unos días de relax y desconexión este invierno.

Parador de Vielha (Lleida)

Es el parador de los esquiadores por excelencia. Se encuentra situado a tan solo 18 km de Baqueira Beret. Un sitio ideal para desconectar y disfrutar de las pistas de nieve y de la paz que ofrecen los Pirineos. Además cuenta con unas magníficas instalaciones spa con unas vistas muy privilegiadas.

Vielha es la capital del famoso Valle de Arán. Es una animada villa en la que se combinan el aire tranquilo de la montaña con el alboroto de las visitas de los turistas de las cercanas estaciones de nieve. En ella encontrarás numerosas tiendas de artesanía y delicatessen locales, maravillosos ejemplos de la arquitectura de la comarca, así como un interesante museo etnográfico.

Parador de Vielha en invierno

Parador de Alcorcón (Cuenca)

Muy cerca de Madrid, encontramos uno de los paradores mejor valorados por los clientes, que ha sido protagonista de episodios muy significativos durante La Reconquista Española, albergando una fortaleza árabe y, desde el año 1184 del bando cristiano.

Su posición convirtió a esta fortaleza en un punto muy valorado por los reinos de Castilla y Aragón. Justo encima del río Júcar, ofrece unas vistas espectaculares y permite a sus visitantes realizar paseos increíbles al lado del embalse.

Panorámica del Parador de Alcorcón

Parador de Santiago de Compostela

No es ningún secreto que ver la fachada principal del Obradoiro en la catedral de Santiago de Compostela es una imagen evocadora para cualquiera.

Este parador de la capital gallega, que se conoce como Hostal dos Reis Católicos, es considerado el hotel más antiguo del mundo.

El Camino de Santiago, que cada año atrae a miles de peregrinos, fue el origen del edificio, que nació en el año 1499 como Hospital Real, para dar cobijo y albergar a los caminantes.

Es sin duda un lugar con encanto e ideal para ir en invierno.

Hostal dos Reis Católicos

Parador de Plasencia

Ubicado en un convento del siglo XV (convento de Santo Domingo), está emplazado en una localización idónea en pleno casco histórico.

Se trata de una joya arquitectónica construida por los duques de Plasencia a finales del siglo XV y fue sede de la primera escuela universitaria que tuvo la ciudad, contando con restos de una antigua sinagoga, donde se encontró un puntero con el que el rabino leía la Torá.

Es el parador de invierno perfecto si no queremos desconectarnos del todo del bullicio de la ciudad y salir de copas o a comer algo a algún restaurante sin perder ese encanto que nos ofrece alojarnos en un convento.

Recomendado al cien por cien.

Vista al atardecer del Parador de Plasencia

Parador de León

Una de las joyas del renacimiento español, sin lugar a dudas, alberga uno de los mejores paradores de invierno de España.

Su fachada contiene representaciones de Hércules, Príamo, Héctor y un sinfín de personajes históricos, así que, si te gusta el tema de la historia, va a ser un lugar alucinante para hospedarse.

Fue sede de la Orden de Santiago en 1152 y nació como un convento para peregrinos frente a la actual plaza y a la orilla del río Bernesga.

Mira si es especial, que hasta Francisco de Quevedo estuvo preso en este edificio entre 1639 y 1643.

Un lugar único que no puedes perderte.

Parador de León

Parador de Santo Estevo

Por último, y no por ello menos importante, nos vamos hasta el Monasterio de Santo Estevo en Ourense.

Ubicado en una arboleda inmensa en medio de un valle, tiene sus orígenes en los siglos VI y VII.

Fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1923, destacando sus tres claustros, en los que podremos apreciar el paso del tiempo entre el románico, el gótico y el renacentista.

Especialmente atractivo por la paz y tranquilidad que se transmite en este lugar, podremos realizar actividades como viajes en catamarán para recorrer el Sil y el Miño o rutas de senderismo para admirar la gran belleza natural de la zona.

Parador de Estevo (Ourense)